Chalecos con peso: dudas de uso

Muchas veces dudamos acerca de cuánto peso ponerles, cuándo y cómo usarlos. Para ello, es fundamental contar con la indicación de un terapista ocupacional formado en integración sensorial.

El chaleco con peso es una opción efectiva para chicos que necesitan aumentar el nivel de concentración y reducir la ansiedad. Viene en diferentes colores y tamaños. Y podemos agregarle bolsitas de peso en sus diferentes compartimentos.

Pero al momento de usarlo, muchos papás se preguntan: ¿cuánto peso le pongo? ¿cuánto tiempo puede usarlo mi hijo? ¿en qué momento del día? La verdad es que no hay respuestas únicas. Por eso, es imprescindible que sigas las indicaciones de un terapista ocupacional formado en integración sensorial que haya evaluado las necesidades de tu hijo.

No todos los chicos lo necesitan en el mismo momento ni por la misma cantidad de tiempo. A continuación, te contamos algunas opciones para que consultes con tu profesional de referencia:

Durante la actividad. El chaleco puede usarse para actividades concretas como mejorar la atención en clase, hacer la tarea o durante las sesiones de terapia. En estos casos, suele ser mejor ponérselo cuando la actividad empieza, o un par de minutos antes, y sacárselo en cuanto termina.
Entre 5 % y 10 % de peso. Suelen sugerir empezar con un 5 %, que es un pequeño peso, y agregar más bolsitas de peso si tu hijo lo necesita y tolera. No es recomendable superar el 10 %, aunque depende de lo que considere cada terapista ocupacional.
Cómodo y amigable. El chaleco viene en diferentes colores. Es posible elegir el que tu hijo pueda sentir más amigable.

Podés conocer más o adquirir este producto en la tienda de Zona de Sentidos.
https://goo.gl/vkZKJJ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *