4 juegos para compartir con los más chiquitos en las vacaciones

En esta nota te pasamos data de juguetes sensoriales de Zona de Sentidos, que son super divertidos para jugar en familia. Además, te pasamos los consejos de una experta que te van a convencer de la importancia de jugar con los niños. Por más juegos y más amor.

 

Seguramente lo sabés, lo intuís y hasta incluso en algún momento sentiste algo de culpa. Te falta tiempo para jugar con tus hijos. El trabajo, el ritmo acelerado, las obligaciones y el cansancio son las razones más frecuentes por las que los adultos nos olvidamos de lo importante que es jugar con los niños. Incluso, tal vez, nos convencemos de que ellos prefieren las pantallas, el jardín, los abuelos o sus pares para entretenerse, pero interiormente sabemos que no es así.

En los primeros años de vida todos los chicos necesitan de la atención del adulto y no solo en los cuidados sino también en el juego.

¿Qué no tenés imaginación? ¿Qué no sabés a qué jugar? No te preocupes. Te pasamos algunas ideas de juguetes para compartir con los más chiquitos, estimular su desarrollo al tiempo que te divertís con ellos, ideales para jugar en vacaciones.

 

Tirá y Jugá – Es un juego súper amigable porque saca a los chicos pequeños de las pantallas e invita a papa o a mama a tirarse al piso y jugar con ellos. De paso, los chicos aprenden emociones, contar números, colores, habilidades motoras, partes del cuerpo y sonidos de animales.

– Burbujeando – ¿A quien no le gusta hacer burbujas? ¡y del tamaño que quieras! Esta es la fórmula secreta para hacer las más resistentes burbujas. Para ejercitar el soplo y trabajar habilidades motoras. Cada kit incluye 1 bidón de 1 litro de líquido para burbujas, 2 paletas, 2 pipetas para soplar, 2 vasos y un recipiente para la solución.

 

 

– Picto de colores – Juego de memoria integral. La idea es repetir el esquema de cada tarjeta y ubicar los cilindros de madera en el espacio que le corresponde. Hasta podés armar tus propias tarjetas y armar tus propios diseños. Estimula la motricidad fina, lo cognitivo y lo visual. El tablero tiene 30 centímetros por lado e incluye 11 tarjetas.

 

 

 

 

 

– Tarjetas creativas – Hacé una cara con esta llave vieja y la cerradura o convertí en pollitos estos limones. Son 50 actividades diferentes para activar la creatividad y la diversión con estas tarjetas ilustradas sobre las que podés dibujar, borrar y volver a dibujar. ¡A razonar e imaginar! Contiene 25 tarjetas, 1 marcador y 1 borrador.

 

Por qué el juego es tan importante en el desarrollo de los primeros años de vida

Por Lic. Zulema Beatriz Sbriller, fonoaudióloga (UBA / M.N 8311), docente de nivel inicial y de profesorados docentes.  

“El juego es la manera por excelencia que los niños tienen para aprender. De modo que se inician desde el nacimiento a través de las miradas, las caricias, la producción de sonidos. En un principio es la mamá que los repite, ella imita al bebé y después empieza a darle el significado que ella cree que tienen y eso va ingresando al niño en el mundo de la comunicación.

Luego, los juegos de interacción, de diferenciación y de ocultamiento serán los juegos del bebé en los primeros meses. Estos son una importante estimulación para el desarrollo de la comunicación en el niño y la constitución de su subjetividad.

La estimulación a través de juguetes con sonidos, con colores, con texturas y formas, son esenciales para el desarrollo de la focalización, de la atención, de la audición de focalizarse en otros objetos, aparte del rostro humano que es lo más significativo para ellos en las primeras etapas.

El juego al principio consiste en una producción de sonidos, del dar y recibir, el esconder (donde está, acá está) el ocultamiento, los juegos de persecución (que te agarro), las cosquillitas, el hamacar, el cantarle.

Es una actividad eminentemente social, por eso es necesita de la intermediación de otro, y en primer término del adulto. El niño los repite primero y los recrea luego, el cucú que juega con la sabanita, después el chico lo recrea con el muñeco, o escondiendo cosas. Al principio es necesario que sean mediados por el adulto significativo en un primer término. En un principio, la iniciativa la tiene el adulto y luego la va tomando el niño.

Es también fundamentalmente un espacio de libertad, creatividad, imaginación y que da placer. En la medida que el niño va desarrollando su motricidad tiene mayores posibilidades de manipulación, de asir los objetos y ver qué pasa, es importante que haya otro que tome los sonidos, que los repita que los haga significativos. Así es como se adquiere el lenguaje.

Juego a acunar al bebe, a darle de comer, a taparlo. Luego va a aparecer el juego simbólico. Que una cosa es otra cosa, un palito puede ser una espada, un puente, después es la construcción de juego con los pares, juegos de roles, es una ejercitación de la vida que me rodea, reproducción de las situaciones familiares, mi vista al doctor, el juego es el canal a través del cual el niño va comprendiendo las distintas situaciones de la vida. Los juegos motores, el correr también forma parte del juego.

Después aparecerán los juegos reglados, los juegos de turnos, fundamentales para el desarrollo del lenguaje, el intercambio social, como comportarse en público, las normas que rigen las relaciones humanas. Por eso es fundamental el juego con otra persona, no con una pantalla ni con una tablet ni con una máquina. con otra persona a través de la palabra, del movimiento, la mirada y el contacto.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *