¿En qué consiste el Método Montessori?

Conversamos con Viviana Tettamanti, especialista en educación y guía Montessori, sobre las características de esta pedagogía y sus posibles beneficios para chicos con discapacidad, en casa o en el colegio. En esta escuela el niño es el protagonista de su aprendizaje y la maestra es simplemente el guía que le ayuda a superar las barreras y obstáculos en la adquisición del conocimiento.

Para empezar a indagar de qué se trata el Método Montessori, entrevistamos a Viviana Tettamanti, docente, Licenciada en Educación y guía Montessori, especializada en Nivel Inicial y con formación en neurociencias. Con ella, hablamos extensamente sobre las características del método y sus diferencias con la educación tradicional, los aspectos que podrían ser beneficiosos para el desarrollo de chicos con discapacidad y las capacitaciones que ofrece a docentes y familias junto a su colega Silvana García desde MC – Montessori Capacitación.

El ABC de la pedagogía Montessori

– ¿Qué es el Método Montessori?

– El Método Montessori fue creado por la médica italiana María Montessori (a principios del siglo XX). En un principio, trabajó en una clínica psiquiátrica con niños con deficiencias e ideó un método para enseñarles. Fue realizando materiales concretos con el fin de proporcionarles distintas experiencias. Sobre todo, experiencias sensoriales, para ir creando diferentes impresiones y que pidieran categorizarlas. Es mucho de lo que ella llamó “Vida práctica”, que tenía que ver con diferentes trabajos. Los denominaba “trabajos” y no “ejercicios” ni “juegos”. Sino “trabajos” que los niños habitualmente veían en sus hogares. Ella decía que, cuando los niños observaban a los adultos realizar esos trabajos, querían participar de esa vida real. Entonces, con el fin de trabajar la motricidad gruesa y fina, propuso materiales de la vida práctica (por ejemplo: transportar jarras con aguas, pasar líquidos de un recipiente al otro, lavar la ropa, limpiar el ambiente). Y diferentes ejercicios motrices, como coser, marcos de vestir que tienen hebillas, botones, cierres. Los niños mantenían el ambiente y trabajaban individualmente, cada uno en una actividad diferente que elegían libremente.

– El método propone distintas áreas de trabajo, como el de la “vida práctica” que recién explicabas. Y también propone otros tres: “sensorial”, “lenguaje” y “matemática”. ¿Qué nos podés contar sobre cada uno?

– Otro sector que tiene el ambiente es el de la lengua y (Montessori) creó varios de esos materiales. A su vez, el ambiente está ideado para hacer una secuencia relacionada del aprendizaje, porque primero trabajamos toda la parte motriz y de impresiones sensoriales y luego pasamos al área de lengua, aunque siempre se van dando en forma paralela muchas de estas actividades. El área de lengua tiene que ver con el método fonético. Ya desde esa época, ella propuso esa manera de enseñar la lectoescritura trabajando con el sonido de las letras. La impresión sensorial a través de las letras de lija, de trazo de la letra, y luego formando palabras con un alfabeto de letras móviles, escribiendo en pizarras y en papel. Hay una complejización de la secuencia, hasta llegar a niveles bastante más avanzados de lo que se llega en nivel inicial formal, por lo menos en la currícula de la Argentina, que tiene que ver con la función y el estudio de las palabras en una oración.

Y el área de matemática, que primero tiene que ver con el conteo, luego con la presentación al igual que las letras de lija de los números (o sea es el mismo proceso, esa impresión sensorial y luego la escritura y el nombre) y pasamos a la relación que se realiza entre lo que es el número escrito y la cantidad. Y luego todas las operaciones. Y lo que tiene de particular es que trabaja con el sistema decimal. Ya el niño desde muy chiquito sabe lo que es una unidad, una decena, una centena y el mil. Y trabajan diferentes operaciones con estos materiales y con esos números. Vamos descomponiendo el número, trabajando de a uno a la vez. Por lo tanto, el niño no percibe todavía esa relación, pero sí la descomposición del número.

Luego, tiene extensiones sensoriales y extensiones del lenguaje, donde tenemos todo lo que es geografía. Primero es exploratorio porque hay un rompecabezas de planisferio, de diferentes continentes. Y luego pasamos a lo que tiene que ver más en concreto con conocer el nombre del país donde vive y cuál es su capital. Y muchas cuestiones que tienen que ver con lo cultural de cada país. Tenemos extensiones que tienen que ver con el ambiente exterior y con ciencias, con la exploración del ambiente y diferentes proyectos como huerta. Proyectos que tienen que ver con lo sensorial y la relación con el ambiente exterior.

– ¿Cómo se organiza la educación Montessori en el Nivel Inicial?

– Un ambiente Montessori de niños de 3 a 6 años se llama Casa de Niños. También tenemos Nido, que es el ambiente de los bebés, y Comunidad Infantil, que es el ambiente de niños deambuladores (hasta los tres años). Son diferentes propuestas relacionadas íntimamente con el nivel de desarrollo del niño.

La verdad es que el ambiente es un lugar con muchísimas propuestas donde se respeta a cada niño, de acuerdo con su nivel de desarrollo. Por lo tanto, la guía lo orienta hacia ese periodo sensible por el que está atravesando. Consideramos que los niños entre los 0 y los 6 años atraviesan diferentes periodos sensibles, que tienen que ver con el lenguaje, con el orden, con el refinamiento de los sentidos, con el refinamiento del movimiento. Y el ambiente está ideado de acuerdo con estos periodos sensibles.

– Con respecto a las “guías” Montessori que mencionás, ¿cómo es su intervención?

La guía tiene una posición de observadora y de guía y no de «enseñar». Esto lo diferencia muchísimo de lo que es la educación tradicional. Lleva también un registro individual del niño, de evaluación y de planificación, donde lo respeta en su momento particular, considerándolo como una persona integral, con su desarrollo y con varias cuestiones que puede estar atravesando. Pero esto no quiere decir que hay una libertad total donde dejamos que el niño haga lo que quiera y cuando quiera, sino que siempre se trata de desarrollar su máximo potencial.

– Otro concepto que escuchamos mucho relacionado con el método Montessori es el de la “mente absorbente”. ¿De qué se trata?

– El niño, para su adaptación al mundo, hasta los 6 años posee una “mente absorbente”. Y hoy en día, esto lo relacionamos mucho con lo que es creación de la mente, la cantidad de neuronas que trae un niño al nacer y la cantidad de conexiones neuronales que desarrolla. María Montessori lo llamaba la “mente absorbente”. Esa mente que se está creando y que es especial en esta edad para adaptarse al mundo, lo va a absorber es todo. Todo lo que tiene que ver con su ambiente, las relaciones entre las personas. Por eso, somos el ejemplo de este niño. Otro concepto importante, que no desarrolló María Montessori sino su hijo, son las “tendencias humanas”. Todos venimos al mundo con estas tendencias, que son la tendencia hacia el trabajo, la exploración y la orientación grupal. Como seres sociales que somos, las necesidades espirituales, o sea todo lo que tiene que ver con la trascendencia. Y la mente matemática, que es una mente particular, ordenada, lógica, y es algo que también debemos tener en cuenta a la hora de trabajar con estos niños que están desarrollándose, que tenemos que satisfacer estas tendencias.

Montessori y discapacidad

-¿Cómo ves el Método Montessori en relación a los chicos con discapacidad?

– Yo no soy especialista. Les puedo contar qué cosas pueden servir para algunos de estos casos. Por ejemplo, una de las cuestiones es que la guía no utiliza la palabra permanentemente para comunicarse como en una escuela tradicional, sino que tiene diferentes maneras de hacerlo. Es más bien la imitación lo que plantea la guía, al presentar el material e intentar mantener la atención del niño con distintos puntos de interés. Se plantea otra manera de comunicación. Otra de las cuestiones es que los ambientes Montessori están ideados para que realmente se trabaje con tranquilidad. No es que tenemos “todas las sillas y las mesas que se necesitan para los niños”, sino que hay algunas sillas y mesas y hay algunas alfombras para trabajar en el piso. Lo ideal es que sean ambientes grandes donde haya una cierta armonía. Como cada niño está concentrado en su trabajo, en general no es el bullicio de una escuela tradicional. Y otra de las cuestiones, y lo más importante, es que se respeta el nivel de desarrollo de ese niño. Entonces se desarrolla cada uno de los sentidos por separado y hay un aprendizaje muy individualizado, o sea hay un seguir a ese niño en su aprendizaje. Hasta hay una planificación individual para ese niño. También se planeta el trabajo con pictogramas, diferentes cuestiones que a estos niños les pueden servir. Se trabaja muchísimo con el material concreto en todas las áreas y sobre todo en el área de matemática: todas las operaciones se trabajan con material concreto y luego se pasa a lo que tiene que ver con el papel. Y la verdad es que el método supera ampliamente el curricular, por lo menos en nuestro caso que trabajamos Nivel Inicial.

Capacitaciones para maestros y familiares

– ¿Cómo es la propuesta que ofrecés desde MC-Montessori Capacitación?

– Planteamos una propuesta para llevar los conocimientos de la pedagogía Montessori al ámbito de la escuela tradicional, con el fin de que los docentes se replanteen las formas da enseñar y de aprender de los niños, y también para darles diferentes herramientas que tienen que ver con reorganizar sus ambientes en la escuela, con ofrecer mayor cantidad de actividades individualizadas. Esto para respetar los distintos procesos por los que pasa un niño cuando está aprendiendo. Cada uno tiene sus diferencias y su ritmo. Y hacia una educación que contemple más esta diversidad.

En cada uno de nuestros módulos planteamos diferentes temáticas. Por ejemplo, los conceptos principales del método, las neurociencias y cuál es su relación o cómo fundamenta las neurociencias. También planteamos su relación con la currícula y sus posibilidades de implementación en una escuela tradicional. Planteamos disciplina positiva porque el método tiene toda una manera de marcar los límites. El rol del adulto es fundamental y debe haber una transformación muy importante del adulto que va a guiar este desarrollo de este niño y que no se va a poner en un rol central de enseñar a todos lo mismo de la misma manera. Entonces creemos que Montessori se relaciona muy bien con esta corriente de disciplina positiva, que no es nueva. Y, por último, ofrecemos diferentes propuestas de materiales, de proyectos que están basados o que tienen enfoque en esta pedagogía.

Esa es nuestra propuesta y la llevamos a cabo en diferentes módulos, en una plataforma virtual donde se descarga el material teórico. Hay videos, diferentes recursos. Y después tenemos encuentros donde trabajamos más que nada lo que tiene que ver con llevarlo a la práctica, que es lo que más les interesa a los docentes y a muchos papás que se acercan también preguntando qué es o porque tienen interés de cambiar el ambiente del hogar. Esto es una tendencia que se está viendo en todas partes del mundo: hacer una modificación en el ambiente con el fin de que este niño sea cada vez más autónomo e independiente y que desarrolle diferentes habilidades ya desde muy chiquito, porque dejar pasar estos periodos críticos no es irreparable pero no es lo mismo. Este tiempo entre los 0 y los 6 años es una etapa muy importante en el desarrollo de un niño y, por lo tanto, el ambiente es fundamental. Y cuando hablo de ambiente, es ambiente a todo nivel. Nosotros planteamos que hay un ambiente físico, uno emocional, uno que es estructurante con respecto a lo que tiene que ver con los límites y hay un ambiente intangible que es esto que tiene que ver con ese docente o esa mamá o ese cuidador que crea esa relación que hace que realmente sea un guía. Hay que trabajarlo uno primero, muy en lo personal, para estar preparado para ser un guía realmente para ese niño y respetarlo, que es muy importante. Respetar esta dignidad que tiene este niño. Esa es nuestra propuesta en este momento.

 

Más información sobre MC-Montessori Capacitación
En la actualidad, por las restricciones de la pandemia de COVID-19, está ofreciendo sus actividades exclusivamente online.

Los cinco módulos que integran el curso completo de capacitación pueden seguirse en cualquier horario, ya que cada uno queda colgado durante una semana en la plataforma, y las clases prácticas son dictadas los sábados a la mañana y duran 1 hora y media.

Si querés saber más sobre la propuesta, consulta en su perfil de Instagram (@montessoricapacitacion) o por mail a montessoricapacita@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *